domingo, 1 de noviembre de 2009

La chica de las zapatillas moradas

Ella tenía unas Converse moradas y yo unas negras… así que por una simple cuestión de lógica, era un hecho que tarde o temprano estaríamos juntos. Pero ya había pasado una semana, y luego otra, y yo aun no me había animado a hablarle, era medio cojudo en esas épocas, la verdad…

Pero no vayamos tan rápido y retrocedamos unos diítas…


Eran las vacaciones de verano del año milnovecientosqueteimporta, y mi vieja, viendo el prospecto de fumón que tenía en casa, decidió matricularme en un pequeño instituto, a estudiar la carrera de moda en esas épocas: Computación.

La verdad sea dicha, a mi me gustaba la computación. Desde los 13 años me divertía creando pequeños jueguitos en un computador atari que mi viejita me había traído de Arica. Así que cuando doña Elsa me informó que me había inscrito en un instituto, no le puse fea cara, es más, hasta me emocionó un poquito la idea.

Pero todo cambió el primer día de clases, cuando bien bañadito y oloroso, hice mi ingreso en aquel instituto del centro de Lima. Creo que no había transcurrido ni quince minutos y yo ya estaba completamente desencantado. El instituto era misio y feo (seamos honestos), el profesor era un huevón (lo odié desde que lo vi), y con respecto a las clases me había dado cuenta de que allí no aprendería nada de lo que en verdad me gustaba, no aprendería a programar, ni a diseñar, ni a crear ni mierda, y todo eso porque a mi vieja se le había ocurrido matricularme en unas aburridísimas clases de 'Office'…

Cuando por fin llegó la hora de salida, a mí lo único que me había quedado claro, era que no volvería nunca más a esas clases de mierda, ya encontraría mejores y más productivas cosas que hacer en esas horas, como irme a Galerías Brasil a que me graben música, o practicar mi flip 360 con el skate (truco que por cierto, nunca me llegó a salir carajo). Y en esas estaba, despidiéndome de ese feo lugar para siempre, cuando la vi… estaba parada a un lado de la entrada, con su carita de mala y su zapatilla morada apoyada en la pared. Debía tener como 17 años (2 más que yo, que por esas épocas tenía 15), pero eso a mi no me importó porque desde ese preciso momento, quedé templado como un becerro de aquella chica desconocida, ¿no regresar al instituto?, ¡las huevas!, tenía que seguir yendo nomás y encima quedarme todo el tiempo que pudiera para poder conocer y estar con esa flaquita..

Y ahora si volvemos al principio de esta historia, como les digo, ya habían pasado 2 semanas, y de hablarle a la flaquita nada. No se si a ustedes les haya pasado, pero a mi de chibolo, cuando una chica realmente me gustaba, me ponía más cojudo que de costumbre y me quedaba mudo. La cosa es que estaba decidido a hablarle a Sandrita, que así se llamaba la susodicha (se lo había escuchado decir a una de sus amigas), pero para mi mala suerte, Sandrita no estudiaba en mi mismo horario, yo estudiaba de 3 a 5 de la tarde, y ella de 5 a 7, o sea que ni con el horario la había chuntado mi vieja!, todo era más difícil para su amigo ECHP (en esas épocas, El CHibolo Pepín), ya que solo tenía aproximadamente 10 ó 15 minutos (entre mi salida y su entrada) para intentar hacerle el habla..

Pero cuando las cosas tienen que pasar, pasan, y un día que nunca olvidaré, me la pasé toda la primera hora de clases, lucubrando como conocer a Sandrita, “Ya basta de mariconadas carajo, hoy mismo te quitas un poco más temprano, sales y le hablas, no hay de otra”, y así pensando huevadas estaba, cuando de pronto sentí un lapicero en mi espalda, “¿Qué fue, qué pasó?”, le dije a Miguel, el pata que se sentaba atrás mío, y al toque este me indicó la pizarra, donde el profesor me estaba mirando con cara de asado..

“Señor, hace como 2 minutos estoy que le digo que conteste una pregunta, y usted está todo ido, pensando en los huevereques del gallo seguramente…”, (todo el salón ríe), “Por favor, le repito la pregunta, ¿Cuál sería la formula para hallar el promedio ponderado en esta serie en Excel?”, entonces yo me quedé mirando la pizarra por un largo rato con cara de cojudo sin decir nada, porque no entendía ni mierda de Excel, ni de computación en general, porque yo a la única que me quería 'computar' era a Sandrita, la chica con cara de mala y zapatillas chéveres que entra a las 5 profesor, y yo en vez de estar afuera con ella intentando hablarle, estoy aquí mirando su cara de huevón profesor, porque vaya que usted está cagado profesor, porque yo 'cuando sea grande' profesor, no voy a ser ni cagando como usted, yo no voy a enseñar esta mierda de Office en un instituto 'medio-pelín', yo voy a estudiar Publicidad en la Toulouse y voy a trabajar de creativo en una empresota y voy a ganar un sueldazo y voy a tener mi carrazo y mi casota y mi esposota y…

- Señor, ¿hasta qué hora cree que le vamos a esperar, va a responder la pregunta o no?
- No, profesor…
- Ok, preguntémosle a alguien con cerebro esta vez…, (todos vuelven a reír), Alumno Demóstenes, haga el favor de responder la pregunta que le hice a su compañero
- =AVG(A1:A5)…
- ¿Ya ve qué simple señor?, ¿eso no puede hacer usted?

Como dije al principio de la historia, mi relación con el profesor fue mala desde el comienzo, supongo que yo le caí mal porque del saque se dio cuenta de que mi interés por su curso era nulo. Y a mi él no me caía por muchas razones (todas estúpidas y superficiales), se le notaba pedante, acartonado, creído, siempre iba a dictar clases vestido con sus zapatitos marrones bien lustrados, su pantalón crema medio ajustado, y su camisita celeste manga corta bien planchadita, planchadita como su pelo, el cual usaba todo para atrás bien peinado con harto gel. Era un tipo joven el profesor, debía tener máximo unos 27 años, lo recuerdo alto, trigueño, bien plantado…

Pero bueno, a la mierda con el profesor, sus insultos cojudos no me iban a afectar, porque esa tarde a la salida yo tenía una cita con el destino, el destino se llamaba Sandrita, usaba converse moradas y yo le tenía hartas ganas, así que saliendo nomás me fui al toque al baño, me lavé un poco la cara, y me miré al espejo, “Hoy día es el día huevón, así que sales y le hablas, nada más”, así que salí del baño, bajé por las escaleras y la busqué con la mirada, pero no logré ubicarla, no estaba por ningún lado, no era posible, “No era posible que justo hoy que estaba decidido a hablarte no vinieras Sandrita, eres mala, me cagas la vida carajo, me la cagas…”, cuando de pronto, una voz femenina sonó detrás mío, y me dijo “Hola”…

Díganme mentiroso, estafador, cuentero, florero, lo que quieran, pero en serio les digo, que era la misma Sandrita en persona. Teniéndola frente a mí me di cuenta de que era unos centímetros más alta que yo, “pero eso no importaba, en un par de años yo crecería más y la pasaría, así es la naturaleza carajo, las mujeres desarrollan más rápido que los hombres pero luego allí se quedan, en cambio nosotros crecemos hasta los 18…”, pensaba yo todo cojudo mientras ella me miraba divertida…

- Oye chibolo, me puedes hacer un favor…
(¿Chibolo?)
- Si, mira, ¿tú conoces al profesor Zanetti?
(¿Profesor Zanetti?)
- ¿Ah?... si, si… yo conocer… Zanetti… profesor… mío
- Chévere entonces, mira, entra y dile que Sandra lo está esperando en el laboratorio ¿ya?
- Es queeeee…
- Ya pues… no seas malito, ¿ya chibolo bonito?, yo aquí te espero…

Con lo de “chibolo bonito” me cagó, así que contra todo pronóstico, le estaba llevando un recado de mi hembrita al profesor Zanetti, que así se llamaba el hijo de puta de mi profesor, “porque estaba claro para mi que Sandrita era mi hembrita, bueno, y si aun no lo era, lo sería de aquí a un tiempo corto, porque si pues, no me gustó que me dijera chibolo, pero al menos me veía bonito, y eso ya era algo positivo, así que tiempo al tiempo nomás, yo me la sabría ganar a Sandrita, que ahora que la he visto de más cerca, hasta los ojitos un poco claros tiene, ¿y que rica que está por detrás no?, nada que hacer que tengo buen gusto carajo, así que ahora llegando a mi casa, me meto dos ‘harakiris’ en su nombre, temporalmente nomás eso sí, porque como dije antes, en corto tiempo, ya no tendría la necesidad de hacer eso porque ella sería mi hembrita oficial, la más oficial de las oficiales”…

Cuando llegué al salón mi profesor no estaba, así que lo odié más aun, porque justo en este momento en que en verdad me iba a servir de algo conocerlo, no estaba en su sitio este huevón, “Ta' mare, ¿Y ahora?, ¿Cómo le hago el favor a mi Sandrita?, que seguro quiere hablarle de sus notas o algo así, porque seguro que este huevón del profe la odia como a mi, porque con esa pinta que tiene, segurito es un poquito relajada la pobre, y como a mi, no le entran las formulas del Excel de mierda en la cabeza”…

Así que bajé a la primera planta del Instituto pero Sandrita ya no estaba, “Putamadre, ¿y donde se metió?”, entonces se me ocurrió que como me había demorado mucho, ella se había adelantado y se había ido de frente para los laboratorios, “Esperando tal vez que yo, su futuro enamorado, llegaría de la mano con el profe, para que juntos lo convenzamos para que le suba un poquito la nota o lo que sea”.. Fue entonces que caminé presuroso hasta el laboratorio, abrí la puerta sin tocar, y los vi… el profesor estaba apoyado en el pupitre y tenía a Sandrita cogida de la cintura, se estaban besando…

Todo pasó muy rápido, ellos voltearon para verme pero yo ya había desaparecido…

Aquella fea tarde, de ese feo verano, salí de ese feo instituto para nunca más volver, y me fui caminando por toda la avenida arequipa, sintiendo como si algo hubiera reventado dentro de mi pecho, hasta que llegué a la playa, y una vez allí, me quedé mirando el mar hasta que se hizo de noche…

Fin.

PD1: Me acordé de esta historia ayer, cuando vi a una linda chica con unas All Star moradas en el Centro Comercial...

PD2: Tiempo que no publicaba una historia tan larga, espero que no los haya aburrido mucho...

32 comentarios:

Javier dijo...

PUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUTA MADRE!!!!!!!!!!


Eso pasa hasta en las mejores familias... La persona que te mueve harto chapando con un huevonazo que no vale la pena sobre todo si es, en este caso, un pobre imbécil como el profe Zanetti.

Así que chibolo bonito, ¿no? Jajajajaja... Eso te subió harto el ánimo y parece ser que, desde ahí, sigue tu racha xD

Ayyy Sensación, eres lo máximo :D

Damian dijo...

tremenda jugadora la sandrita agarrar con el profe.
Le gustaban mayores no chibolos,bueno a esa edad como que tiene cierto encanto estar con gente mayor.

Suzette Matadamas dijo...

PRIMERAS!!!

Querido mìo amante de los noventas!
Esta vida està llena de lecciones. Y creo que èsta maravillosa anècdota no es la excepciòn. Bien dice que el ego nos ciega a veces y no nos permite ver la sabidurìa en bruto que existe en las pequeñas cosas.

Cada dìa se aprende algo nuvo. No hay que subestimar nada, hasta una cosa burda deja algo en tì. Lo importane aquì es la capacidad de disernir entre lo bueno y malo, pero para ello no hay que cerrarse.

Saludos borolescos

borola80.blogspot.com

Angel dijo...

Me has puesto melancolica la noche ECHP.

muy buen post.

un abrazo.

ps: la cagada cuando hablas como cuando tenias 15 jajajaja (o asi hablas?)

StoneDick dijo...

CSM!!!! es una de las peores sensaciones que uno pueda experimentar!!! esa sensacion en el pecho es de rabia, decepcion celos, angustia, etc todas combinadas hechas un concentrado y explotando a la vez....felizmente yo no la he sentido solo me la han contado....("todavia me acuerdo de ti pendejito en tu moto de mierda recogiendo a mi vanessita que me decia que yo era su gordito lindo con 15 anos y tu 19 y yo que me derretia entero x tus besos en el cachete, ojala no te hayas matado en tu moto pendejito!!!)...no como te digo creo que nunca la he sentido :)

::: el F ::::: dijo...

"ECHP" jajajajajajajaj

Esa de los harakiris me hizo cagar de risa.

Asi es Pepin. quien no ha sufrido por una chibola mayor que ya esta templada de un huevon mayor que ella. Es mas en una oportunidad a mi me toco ser el profesor (osea no el profesor, pero si estar en su posicion). Recuerdo que el Chibolo (que vendrias a ser tu, Miguel se llamaba) me espero afuera de la disco, en la que me estaba jamoneando con la chibola en cuestion, con los papas de esta.

Chibolo de mierda.

GuAmBrA LoCo dijo...

tenias tiempo sin postear... pero que te digo largo o no, mantienes el interes en a historia, ja ja ja...

te quedo buena y bueno al final creo que ya fue predecible aunque la unica diferencia es que yo pense que los encontrarias perdidos en accion y no solamente chapando...


a veces pasa mi estimado... saludos

Angie C. dijo...

Vaya que tremenda sorpresa!!!

El perro andaluz dijo...

Las veces que a uno le rompen el bobo, jamás se olvidan. Sandritas hay como mielda, chico.

L.A dijo...

ta mare pepín, tiempo que se te había ido la inspiración...mostro el cuentito... ta mare, que fea vaina, puta, esa es la clásica, a las chibolas les gusta los viejos (por eso yo me cuido) recuerdo haber visto ese asunto dos veces, uno con una compañera de mi cole, que se agarraba al profe de álgebra... y el otro, de una amiga que se agarraba al director (dicho sea de paso, este tio es ahora congresista)

Elmo Nofeo dijo...

Esta claro que de chibolo uno es cojudo y quien dice que no es doblemente cojudo,
porque hay que ser realmente un cojudo para no darse cuenta.

Y escucha bien "chibolo bonito", nunca te burles de un profesor por muy huevastriste que te parezca, un profesor ya recorrió el camino y siempre tiene algo que enseñar (no solo Excel).

Onix dijo...

esas cosas que pasan asi misma serie de tv, y es q la tv y el cine se inspiran en al vida real.
caballero que te quedaba pues, te quitaste triste

maga dijo...

Esta Sandrita era más pendeja que todos juntos... quizás también la obligaron a entrar a ese instituto como a ti y no vio mejor forma de pasar, que gileándose al profe...
Mínimo habrá terminado el ciclo con 20.
PD: Yo también tengo unas converse moradas, pero nada que ver con sandrita... jajaja

ri-chan dijo...

ok aun no estoy d vuelta asi k no he leido este post pero prometo hacerlo...sigo sin inter__!
pero pasate por mi blog
tenees premio
y resuelvelas ps!

Javier dijo...

leí este post nuevamente y pues... de chibolo uno puede pensar cosas pero conforme pasan los años uno ve a las mujeres de distinta manera!!


me pregunto ¿qué será de la vida de ambos ahora?

[ [EBP]] dijo...

Javier...
Jajajaja… ese Javiercito siempre con los comentarios “sube moral”, ta’ bien compadre… lo que más me vaciló de tu comentario es que se nota que le agarraste bronca al profe Zanetti, ese co……..

Damian...
Así es Dammy, al parecer en esas épocas el pobre ECHP era un chibolo zonzo para ella… en qué habrá terminado eso no?

Suzette Matadamas...
Mi noventera favorita!, estoy de acuerdo contigo, en esa vida, hasta la experiencia más fea (y sobre todo estas) dejan una lección aprendida, porque de eso se trata vivir no?, acabo de ver que has escrito de El Padrino en tu último post, tamareee que pajaaaa!!!!

Angel...
Más bien creo que así pensaba jaja… pero no he cambiado tanto desde esas épocas, a veces sigo pensando un poco así…

StoneDick...
Pendejerete en moto de mierda, yo también tengo un feo recuerdo con un motorizado tío… y si ps, eso de las decepciones amorosas son de lo peor que uno puede sentir…

::: el F :::::...
Si le hubieras contado eso a ECHP en esas épocas te hubiera odiado, pero ahora EBP entiende que esas cosas pasan, y el profe ni huevón pues (quecarajos hago hablando en 3ra persona?? jaja)

GuAmBrA LoCo...
Es que eso no pasó ps tío, y esta historia es “de la vida real”, y como dices tu y también dicen los gringos: “That shit happens” ;)

Angie C....
Imaginate!!

El perro andaluz...
Exacta-mundo… Y no fue la única que conocí en mi vida amigo…

L.A...
Que bueno que te haya gustado Pepin, estaba leyendo en el fb una serie de mensajitos complices entre tú y cierta coleguita bloggera, jajajajaja, bien ah!

Elmo Nofeo...
Tienes mucha razón, y mira como es la vida, que sus caminos torcidos me llevaron a mi mismo a enseñar Excel alguna vez… en si todo lo que escribo (y como lo escribo) del instituto lo hago obviamente influenciado con la rabia que sentí en ese momento…

Onix...
Pasa en la vida, pasa en TNT… mi estimado…

maga...
Jajajajaja… nunca lo había visto de esa manera!, pero si pues no?, mínimo habrá terminado con 20 la RUFLAZA esa!!! (pero Bieeeennn que me gustaba!)

ri-chan...
Ya ves?, Primera vez que no lees mi post!!! (jeje), ya pasé por tu blog hija mía, muchísimas gracias por el premio :)

Javier...
Yo también me lo pregunto hijo mío… y me pareció ver una vez a “Sandrita” hace algunos años, casualmente por la misma avenida donde quedaba ese instituto… estaba con ropa de oficina, la verdad no había cambiado mucho…

Ch4rL3s Rodríguez dijo...

Oe, pero hubieses cagado al tal Zanetti, pss... lo hubieses denunciado por estar con una menor de edad, y fácil que lo metían a Lurigancho, pa que le apliquen "la ley" xD jajaja
Naa, bro, esas cosas pasan, tmr, no sé porqué me sentí identificado con tu historia, será porque cuando estaba en la academia me llego a pito todo, me zurraba las clases y me iba de vaquero a las galerías Brasil, aunque de vez en cuando tbn a Arenales, a jugar play o counter xD jaja
Saludos, tus historias son bravazas, deberías recopilarlas en un libro

Chanex! dijo...

Waaaaaa horror!!!
De esas decepciones tengo varias en mi historial, lo que pasa es que de mocosos alucinamos que el mundo gira al rededor nuestro, cuando la verdad es que el mundo gira nomás sin importar donde miércoles estemos...

Una chikita: cuando tenía mis 15 ó 16 años me metieron a un instituto también pa' aprender Corel... Y ahí lo vi, lindo el profe (aunque ahora que lo pienso era más feo que el hambre), sin embargo yo monsesasa, después de tiempo, lo invité a mi fiesta de promo, y... apareció con su flaca... me cagó csm!!!
Jajajajaja

Buen post!

Andrea Lazo Vargas dijo...

Creeme que no soy de leer un post así de largo, pero admito que desde que comenze a leerlo, no pude parar XD!
Que buena historia eh, aveces los sentimientos son traicioneros, o la ilusión se vuelve fuerte, ya que a esa edad aún seguimos soñando, y creo que tu ilusión de llevo a todo esto, ya que nadie pensaria q ''sandrita'' se meteria con ''Zanetti'' y eso de chibolo, desde que lei eso, sentí que ella te vio como un desconocido o cualquier persona, no es el trato correcto si esque quisiera ser tu amiga, pero felizmente eso paso a la historia y estamos destinados a sentir somos humanos pero aprendiste algo nuevo no?
Y que buena forma de irte al mar eso es una buena opción :).
Saludos :)

LaPukiz dijo...

como siempre, eres lo max!!

m rio demasiado contigo oee!!


Zanetti ruleaaa demasiadoo!!

Luly dijo...

ta mare!!! que mala suerte justo cuando te estaba interesando el "excel" jejeje el profesor te caga la onda :P .

Saludos.

7nyu7 dijo...

te entiendo yo me emti ala iglesia por un pata y ni asi abuu

JAIME dijo...

jajaja se malea la chibola esa, pero el profe q abuso

Jimmy dijo...

Tienes razón con lo de "chibolo" te cagó enterito, ya ahí nomáss debista abandonar cualquier esperanza. El futuro se veía tan negro como sucedió.

No te vayas a quedar dijo...

jajaja, mira quien no admiro a alguno de sus profes cuando era mas joven, pero naaa, me parece rayadazo que un profe se agarre a una alumna, ahora si fuera al reves y yo fuera la profe... como dicen por ahi, se disfruta, pero si es solo una agarrada porque no tengo mejor que hacer lo hago con alguien mayor de edad, no?? Seguro el profe tenia novia y era recontra pisadazo...jaja, clasica!!!

[ [EBP]] dijo...

Ch4rL3s Rodríguez...
naaaa... creo que no hubiera arreglado nada.. jajajaja me dio risa esa "de vaquero".. que bueno que te guste lo que escribo bro :)

Chanex!...
prrrrrtttaa su... que cagón ese profe oye!!, pero esas cosas pasan mi querida Chanita..

Andrea Lazo Vargas...
claro, cuando uno es chibolo la imaginación vuela y todo lo idealizas, a parte que como la vida no te ha golpeado mucho todavia, eres mas propenso a que te pasen esas cositas :(

LaPukiz...
que bueno ñaña, de eso se trata! :)

Luly...
jajajajaja.. el excel no?, y pensar que ahora destrozo esa nota oye! jajaja

7nyu7...
yo también!, una vez por una chica comencé a ir a una iglesia, y evangelica todavia!, pero al menos le saqué su par de besitos yeeee!! jajaja

JAIME...
si oye, Zanetti de mela..

Jimmy...
si ps... y yo que alucinaba mi futuro "morado"... tamare..

No te vayas a quedar...
si pues, de hecho que para el profe solo era un agarre y nada más, en cambio para el pobre ECHP.. buuuu

PROMETEO dijo...

La vida es dura muxaxo

Karenina dijo...

Auchh! Auchh! eso sí que debe haber dolido ver a la chica que te gusta besandose con el profe, para rematarla con un profe al que odias, nunca pensé que los profes hicieran caso a las alumnas!!

en fin me encantó y que pasó después?????

Lara Holmes dijo...

Pobrecitooo...ECHP se quedó con las ganas jaajaja xD
Algunos profes están buenos ps jijii...además, esa chica te llevaba dos años, de hecho te veía como un niño y pues, tu te ilusionaste...suele pasar u_u

[ [EBP]] dijo...

PROMETEO...
Axi ex...

Karenina...
Después ECHP, como todo muchacho de su edad, se olvidó.. hasta que muchos años después, siendo ya un viejo panzón, se acordó de la historia y la publicó en un extraño invento futurista llamado "BLOG" :)

Lara holmes...
"Con las ganas"... nunca lo había visto desde ese punto, pero si, si pues, muy cierto Larita, muy cierto... jaja

Chris dijo...

¡Conchasuvida!, qué tal final. Ya con eso debes haber odiado a ese pata como a nadie más.

[ [EBP]] dijo...

Chris...
Tu qué crees local?, jaja, chaque ya ni me acordaba que había escrito esta historia, y me gustó mucho leerla de nuevo,, gracias por leer y comentar!!