lunes, 3 de mayo de 2010

Momentos mágicos

En el auto rumbo al colegio.. "Cami.. tu sabes que yo te amo como a nada en el mundo no?", "Cami?", "Cami!", De pronto el rostro de mi cachorra se ilumina y pega semejante grito que del susto, casi me hace chocar con el auto de adelante... "PAPI!! UNA ARDILLA!!"

Volteo hacia donde apunta el dedito gordo de mi hija y en efecto, por un cable de luz de la av. san felipe, caminaba tranquilamente, una linda ardilla gris con una enorme cola blanca..

Los dos nos pusimos a reir como loquitos y nos quedamos mirandola fascinados...

9 comentarios:

Caƒeιnomana® dijo...

Yo vi hace tiempo una ardilla por ese sitio y nadie me creyo ¬¬

Nada como los hijos, para olvidar el dolor, verdad? (si kiera por unos minutos)

maga dijo...

Mi querido igualado, te noto medio tristón por tus posts... todo bien? Hay que mandar matar a alguien? Avisa nomás... jajaja

Damian dijo...

¿qué dolor?

Javier dijo...

aww las ardillitas siempre tan regias y bonitas... me recuerdan harto a la pucp cuando las condenadas se llevaban mis galletas xD

"MI CASA ES UN HOSTAL"(Pibot) dijo...

Jojooooooo, se salvaron de 10 años de cárcel por bajarse una ardilla jaja, mmm Si ta bien, viva los animalitosssssssssssss...!SALVEMOS A WILYY!!

Angel dijo...

La terapia bloggera a veces funciona.

un abrazo mi estimado! arriba los animos.

Andrés dijo...

Es un hecho que te quiere =)

Elmo Nofeo dijo...

Por una flaca atraco que choques, pero por una ardilla no te pases,
por muy impresionante que sea su cola.

Anónimo dijo...

...entonces era verdad lo que me dijo mi enamorado hay ardillitas sueltas por ese sitio...no le creia hasta hoy :)