martes, 12 de noviembre de 2013

y ella deberá sufrir un poco más

Una amiga terminó con su novio porque descubrió que la engañó. Él de casualidad olvidó su teléfono en su casa, ella revisó sus mensajes y se dio cuenta de que él seguía viendo y tirándose a su ex. Cuando él fue a buscarla al trabajo para reclamarle el teléfono y ella lo encaró, él le soltó la verdad en la cara y le dijo que estaba con ella por pena, porque hace poco los padres de ella se habían divorciado y él no quería dejarla sola en un momento así. Mi amiga ante tal confesión lo agarró a cachetadas ante la sorpresa de la gente que pasaba por esa calle.
Cuando mi amiga regresó a su centro de labores estaba como en shock, tenía los ojos rojos, la cara desencajada y las manos aun le temblaban, sin embargo a los segundos que llegó fue llamada por su Jefe y tuvo que disimular para que este no se diera cuenta.
Al otro día que todo esto pasó, mi amiga me dijo que les había contado todo lo sucedido a varias personas comunes a ellos, entre ellos la hermana y el Jefe de este, y que ambos le habían dado su respaldo, luego me dijo que el sábado “muy a su pesar” lo iba a tener que ver porque ambos pertenecían a un grupo que hacia obras de caridad los fines de semana.
Cuando le aconsejé que mejor no fuera a ese sitio el sábado y que evitara verlo en lo posible, me dijo que ella no tenía por qué esconderse ni cambiar sus costumbres por algo que ÉL había hecho, y que si alguien debería dejar de ir a ese lugar por vergüenza debería de ser él.
Me quedé callado. Pero yo sé lo que le pasa a mi amiga. Ella sigue enamorada de él y por eso no quiere dejar de verlo. Ella sigue enamorada de él y en el fondo de su corazón quiere que él se arrepienta de lo que hizo y que vuelva donde ella a pedirle perdón. Ella sigue enamorada de él y le ha dolido TANTO que él le haya hecho eso, que por eso se ha encargado (y se encargará) de que todos sus amigos en común sepan lo malo que él fue con ella.
Pero el tiempo pasa y luego de que la rabia abandone su corazón, mi amiga se dará cuenta de que lo que hace es por las puras, que ese hombre nunca la amó, que no volverá con ella jamás y que no vale la pena invertir un solo segundo más de su tiempo en él, pero para que ella entienda eso deberá pasar un poco más de tiempo, y ella deberá sufrir un poco más...

6 comentarios:

Gary Rivera dijo...

Pobre tu amiga , pero tu sentencia es cierta, tendrá que sufrir un poco más para que entienda! Yo lo tengo claro! Las infidelidades no se perdonan nunca! NUNCA! ASi se me parta el corazón yo no perdono esas cosas! Ojala tu amiga se recupere pronto!  

Alex dijo...

Estoy de acuerdo con Gary. Yo no creo en las segundas oportunidades después de las infidelidades.
Cuándo alguien lo hace una vez lo harás una segunda vez y si no lo hace, la otra persona tendrá siempre esa inseguridad.
Espero que no pase mucho tiempo para que se de cuenta.
Saludos.

Caƒeιnomana dijo...

... sufrir un poco más no?. Al parecer sólo así uno llega a entender.

Oscar C. OKIPERU ® dijo...

Alucina que hay gente que nunca entiende, por más evidente que sea el caso.
Menos mal cada vez son menos.

Eduardo Ramon dijo...

Cada persona es un un micro universo, uno no sabe si terminará sorprendiéndose o decepcionándose de quienes tenemos al frente.

RESTABLEX dijo...

Qué buen post tío...