El niño Valiente...

“¡TE ACUERDAS!... ¡¿TE ACUERDAS LO QUE ME PROMETISTE?!....” gritó el niño, la mujer seguía aferrada a mi pierna, yo no podía salir de mi asombro, “Tú me prometiste… frente a la tumba de mi abuelo… que nunca más le ibas a pegar a mi mamá…” dijo mirándome a los ojos, con furia, con miedo, las lagrimas resbalando por su carita…
Me quedé inmóvil contemplando aquella escena, y un repentino deja vu se apoderó de mi cerebro, yo sabía lo que estaba pasando, mejor dicho, yo lo recordaba, mi madre me había contado esta historia cuando yo era un adolescente, fue aquella vez que le pregunté porque mi padre y mi hermano mayor nunca se hablaban, “Una vez tu papá vino borracho y se puso como loco, quiso pegarme y tu hermano me defendió, se paró allí en medio del pasadizo, temblando de miedo, había cogido el fierro con el que trancábamos la puerta, tu papá se asustó y paró de pegarme. Así fue hijito, tu hermano con solo ocho añitos me defendió de tu padre…”
Un sentimiento de ternura invadió todo mi ser, aquel niño valiente era mi hermano Roberto, dejé el cuchillo en el piso, me puse de pie, caminé lentamente hacia él, y lo abracé con todo mi amor… “Ándate a dormir… ¿ya papá?” me dijo, y yo le respondí que si.

--- o ---

Echado en el sofá de la sala, más tranquilo, y totalmente a oscuras, seguí pensando en todo lo que me estaba pasando, no sabía si aquello era real, una alucinación, o un sueño, pero comprendí que de alguna forma, yo estaba en el pasado, habitando el cuerpo de mi padre. Haciendo algunos cálculos rápidos, deduje que había retrocedido unos treinta años atrás, aquella mujer era mi madre, aquel niño mi hermano Roberto……….…… ¿Y yo?.... ¿Dónde estaba yo?.......

--- o ---

La Visita...

Me había quedado dormido haciendo mis tareas, un hilito de baba caía desde mi boca hacia mi cuaderno de matemáticas, de pronto un repentino traqueteo sobre el vidrio de la ventana me despertó bruscamente, y cuando alcé la cabeza para ver de quien se trataba, descubrí el rostro de un hombre muy extraño mirándome con curiosidad…

- ¿Está tu papá? –dijo el sujeto, con un tonito de voz tan raro como él-
- No señor, no está… -respondí de forma nerviosa, el aspecto de ese tipo no me gustaba para nada-
- ¿Y tu mamá? –insistió-
- ¿Mi mamá?... mi mamá… ella… si está…
- Llámala…

Me ordenó de forma tajante, luego a propósito volteó rápidamente la cabeza de manera que sus largos cabellos cortaron el aire, sus dos manos huesudas y amarillentas continuaron aferradas a las rejas de mi ventana. Me puse de pie y caminé hacia la cocina, allí estaba mi madre chancando un trozo de carne con una piedra…

- Mamá te buscan… -le anuncié, mientras con un veloz movimiento de mano me apoderaba de una papa frita -
- ¿Quién es ah? –dijo mi madre con el rostro cansado, la frente perlada por el sudor-
- El señor que vive a la vuelta, ese que tiene el pelo largo como mujer –esto último lo dije despacio, temía que el tipo allá afuera pudiera escucharme-

Su rostro, por lo general siempre dulce cambió de repente… se tornó duro… fastidiado. Rápidamente dejó la piedra en la mesa y abandonó la cocina con dirección a la puerta de calle, mientras tanto yo aproveché la ocasión para devorar otra papa frita. “Espéreme un ratito” le escuché decir de pronto, luego la vi entrar al cuarto, coger su viejo monedero, y sacar de él un billete de veinte soles, “¿Porqué mi mamá le da plata a ese maricón?” pensé para mi mismo…


Continuará…

Pd1: Para todos los amigos que tuvieron la amabilidad de gastar un minuto de su tiempo en interpretar QUÉ cosa era el dibujo que publiqué en el post anterior... GRACIAS... aquí está la respuesta: Según explicación del mismo Rest se trata de una versión (bien apastrulada ah.. ja, ja) de "El Grito" (famosa obra del noruego Edvard Munch, en la cual se muestra una figura andrógina en primer plano, en un momento de profunda angustia y desesperación existencial).
Así que bueno, creo que todos ustedes (menos yo, claro) le atinaron en cierta forma... :-)
Aquí los dejo con la versión más famosa de esta serie de cuadros... y gracias de nuevo por participar de mi pequeña encuesta...

Pd2: Si te gustó este post pulsa el botón para que más gente lo lea...

8 comentarios:

Luis Alberto Mesones dijo...

pues con un poco más de colores y con un fondo de objetos distorsionados (propio de los expresionistas) le hubieramos chuntado que era "el grito", el rostro si se nota la expresión de varguitas, mas bien noto que mi comment tenía un exceso de "interpretacionismo"...hermano tu sí que estabas lejos... pero bueno, no hay nada que hacer que Rest es un caricaturista tan bueno como tú con la narrativa. hacen buena dupla. mas bien, pucha este cuento cada vez se hace más emocionante, caraxo si yo crei que el chibolito era varguitas, y había sido su hermano mayor... ésta está mejor que las radionovelas de RPP.
Saudos.

Fiore dijo...

Caray! historias bastante impactantes eh?

un bso, gracias por la visita

Lu dijo...

Muchas gracias por tu visita.

Te leo.

Lu
Mamá de DOS chancletas

KaLyA dijo...

El grito! vaya vaya, esa si que fue una sorpresa. :O
Bueno igual opino que el dibujo se presta para ilustrar la historia, que por poco y tiene visos de novela, eh?
Excelente forma de presentar a los personajes, en estos que tu llamas "paréntesis". Me gusta.
KaLyA

María dijo...

Ya hize lo que te prometí que haría desde mi trabajo!
Exitos!

Máría

Jose Arguedas dijo...

Luis:
Yo ni sabia que existia ese cuadro alucina ja, ja.. en todo caso que chévere porque siempre se aprende algo nuevo y eso es bueno...
Gracias por la visita y el comentario tío, siempre es un gusto tenerlo por aqui...

Fiore:
Te parecen impactantes?, pues que bueno, creo que un poquito de eso se trata..

Lu:
Ok, gracias a ti por devolverme la visita también ja, ja..

Kalya:
Si no?.. en serio que he descubierto que este artista independiente "Rest" es trome para estas cosas ah, deberia dejarlo todo, chapar su lapiz y ponerse a dibujar en el jirón de la unión ja, ja..

Maria:
Así me gusta Mary, que cumplas con tus tareas! ja, ja.. Muchas gracias ah...

Elmo Nofeo dijo...

Lo que vivimos, es lo que somos.

Saludos.

P.D. Ya decía yo, era un grito de delirium tremens.

Jose Arguedas dijo...

Elmo Nofeo:
Siete palabras que encierran una GRAN verdad tío..
Gracias de nuevo por la visita!